MARADONA EL D10S QUE PUDE VER JUGAR

A mis 15 años era un tronco con la pelota, no tenía las habilidades de mis compañeros de colegio en el deporte más bello del mundo, solo corría y hacía algunos pases con nerviosismo para evitar que me cometieran faltas porque a los troncos nos daban con todo, pero eso nunca desanimo mi pasión futbolera y solo esperaba cada 4 años que jugarán los mejores del mundo para deleitarme con esa magia que yo nunca iba a lograr.
Continue reading